En este escrito intento dar una respuesta comprensible al significado de los celos, para ello voy a enumerar posibles razones de su origen, y después analizaré los significados de cada razón.

RAZONES DE POR QUÉ SENTIMOS CELOS

  1. Las culturas, en general, nos enseñan: Cómo debe ser una relación de pareja.
  2. Nos enseñan que cuando una persona te ama, debe estar dedicada solo a ti y que no debería de pensar en otra persona. Que no debería de salir con otras personas, porque eso podría despertar el deseo de querer tener algo más con ellas, y que eso, es algo que debemos evitar, que debemos evitar las “tentaciones”, que solo debemos pensar en nuestras parejas, que eso es el respeto en la relación.
  3. Nos enseñan que cuando tu pareja sale con alguien más, o tiene el deseo de conocer a alguien más, eso significa que tú ya no le llenas, que ya no eres importante, y que por eso busca a alguien más.
  4. Nos enseñan, qué es la infidelidad, y cómo debemos tratar a una pareja infiel.
  5. Nos enseñan, qué para llevar nuestra relación al siguiente nivel, debemos casarnos. Que eso de alguna manera asegura la fidelidad de nuestra pareja, ya que el matrimonio es un evento sagrado bendecido por Dios. En el acto del matrimonio nos esposamos con nuestra pareja y a partir de ese momento nos pertenecemos el uno al otro y somos responsables de cuidarlo, amarlo y respetarlo por el resto de nuestra vida.

Ahora analicemos cada punto y veamos un punto de vista.

  1. Las culturas son creadas por los líderes religiosos para el control de los habitantes, establecen los principios de actuación correctos, es decir, que determinan lo que es bueno o no en la vida social, y lo que está permitido o prohibido. ¿Pero cuál es el objetivo de los principios qué ellos determinan? La obediencia, el control. De manera que todas las relaciones de pareja tienen como objetivo: la obediencia y el control. Nuestras enseñanzas son guiadas para obtener eso de nuestras parejas: la obediencia y el control. Piénsalo un poco, ¿qué te dicen acerca de cómo debe comportarse una esposa, acaso no tiene que ser respetuosas y obedientes a su esposo? Y qué hay de los esposos, ¿acaso no deben ser exclusivos, respetuosos (fieles), obedientes a la mujer?
  2. Se nos enseña que el amor, debe ser condicionado, que solo se debe amar a la otra persona, si se cumplen con ciertas normas o reglas; si me eres fiel, entonces te voy a amar; si me obedeces, me respetas, y entonces te voy a amar; si me eres infiel, te voy a sacar de mi vida para siempre; si no me das lo que yo necesito, entonces no te amaré.
  3. La idea de que no somos importantes o de que ya no llenamos a nuestra pareja, tiene como objetivo hacernos sentir mal por el fracaso de nuestra relación. Tendemos a juzgarnos como culpables por el hecho de que nuestra pareja busque a alguien más, y tenemos miedo de que eso pudiera suceder, de manera que tratamos de evitar que nuestra pareja busque a alguien más o siquiera de que voltee a ver a alguien más, como si temiésemos que él o ella encontrara a alguien mejor. En resumen, nos culpamos y ponemos nuestro valor personal en duda. Si supiéramos y entendiéramos que nosotros somos el amor más hermoso que existe en el universo, entenderías que no necesitas forzar a nadie para que permanezca a tu lado. Si tú tienes el amor más hermoso, podrías entregárselo a alguien que sí lo valorara. Esto terminaría con tu miedo y además, tu pareja sabría que es verdad que tú le entregas el amor más honesto y verdadero. Si se va, ¿quién pierde más, tú o él, tú o ella?
  4. El respeto en una relación, según lo que hemos aprendido de la religión, está basado principalmente en la fidelidad, y lo que nos enseñaron acerca de ser fieles tiene que ver con no permitírsenos vivir nuestra sexualidad libremente. Nos obligan a tener sexo solamente con una pareja, para que no vivamos nuevas experiencias que pudieran enriquecer nuestras vidas, y qué con ello, nuestra energía sexual, no se desarrolle. La energía sexual puede despertar capacidades mentales superiores y una persona que despierta su mente, no era fácilmente domesticable o dominada, y eso no se debería permitir, así que nos limitan nuestra sexualidad para disminuir las posibilidades de despertar nuestras mentes y desarrollar otras capacidades como la telepatía.
  5. Se nos enseña que el matrimonio es sinónimo de pertenencia, tu esposa te pertenece y tú a ella, así que ya no eres libre de vivir tu vida libremente, ahora tienes responsabilidades y compromisos que no puedes romper, porque entonces serías juzgado, criticado y expulsado. Sin embargo, social y energéticamente, los hombres y las mujeres tenemos necesidades energéticas que satisfacer, y que con el tiempo, nuestra pareja ya no satisface. El problema de esto, es que no entendemos que el hecho de que tu pareja tenga ciertas necesidades, no tiene que ver con que tú no le llenes, o no seas suficiente, eso te lo hacen creer, pero no es así, tiene que ver con el deseo de seguir viviendo y experimentando. El deseo de nuevas energías es algo normal en el ser humano, las necesitamos para seguir madurando, pero las creencias limitantes y castrantes que nos han enseñado nos hacen creer que nuestra pareja ya no nos ama, cuando eso no es verdad. Un hombre o una mujer puede amar mucho a su pareja, y, aun así, tiene deseos de probar y vivir otras experiencias, pero nuestras enseñanzas nos hacen creer que cuando esto pasa es porque él o ella ya no nos ama y que debemos deshacernos del infiel. En la historia de la humanidad, hombres o mujeres que han sido atrapados en un acto catalogado de “infidelidad”, siempre argumentan que él o ella aman a su pareja, pero querían vivir esa otra experiencia, que nunca dijeron nada, porque no lo entendería su pareja, así que mejor guardan silencio y viven su experiencia. Si aprendiéramos a entregar un amor honesto y verdadero, entenderíamos las necesidades de nuestras parejas, permitiéndoles vivir su vida y sus aprendizajes, y seguir manteniendo la relación de amor. Pero como el amor que entregamos es “condicional”, entonces no podemos permitirles vivir sus vidas libremente, que tal que encuentran a alguien mejor que yo y se vaya.
  6. Los celos tienen que ver también con nuestras propias inseguridades, nuestra falta de autoestima y de valor personal. Una mujer o un hombre celoso, en el fondo, tiene miedo de que su pareja encuentre a alguien mejor y se aleje. Con los celos pretende controlar a la otra persona, para no permitirle ni siquiera voltear a ver a nadie, amenazan, humillan y llegan a golpear a la pareja con tal de dominarla y reprimirla, para evitar que se vayan. Algunos han llegado a asesinar por celos.

¿Y tú?, actúas como alguien celoso, ¿por qué? Por inseguridad personal, por aprendizajes religiosos/culturales, o por miedo a ser abandonado.

 

ESTEMOS EN CONTACTO

TE INVITO A UNIRTE A MI LISTA DE CONTACTOS Y ASI PODER ENVIARTE INFORMACIÓN Y ACTIVIDADES QUE SEGURAMENTE TE INTERESARAN.

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.